Un viaje en el tiempo: El Castro de Viladonga - Cook&It
Nuestro viaje a través del tiempo tiene como destino el castro de Viladonga (Castro de Rei, Lugo), uno de los poblados galaico romanos mejor conservados y más visitados de Galicia.
Turismo, Galicia, Historia, Lugo, Castro de Rei, Viladonga, Castro
17232
post-template-default,single,single-post,postid-17232,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-13.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive

Un viaje en el tiempo: El Castro de Viladonga

Recién comenzado el otoño, los colores ocres comienzan a hacer mella en los carballos y castaños que rodean al Castro de Viladonga, quizás descendientes de aquellos que fueron testigos mudos de la época de mayor esplendor de uno de los poblados galaico-romanos mejor conservados y más visitados de Galicia.

Este poblado es uno de los más de 3500 documentados en toda Galicia y está situado en plena Terra Chá lucense, en el concello de Castro de Rei, y ha estado habitado durante más de 8 siglos, de ahí la importancia arqueológica y la cantidad y calidad de los hallazgos que se han ido descubriendo desde 1911, cuando de forma accidental se halló un torques de oro. Posteriormente, se suceden las excavaciones de forma regular desde 1972, dichos trabajos continúan actualmente.

castro-viladonga

Todo el material encontrado en el castro se muestra en el museo arqueológico anexo al poblado, donde se pueden apreciar monedas, juegos, amuletos, joyas, molinos o aperos de labranza.

En épocas de mayor esplendor, la población del castro de Viladonga se situaba entre los 300 y los 350 habitantes que cazaban y cultivaban cereales como el mijo, la cebada y el trigo.

Características de un castro

Un castro como el de Viladonga está constituido por una acrópolis central o croa, donde se ubican las construcciones bordeadas por varios recintos de murallas y fosos y por dos antecastros o zonas de expansión. Las construcciones que nos podemos encontrar están dispuestas en base a dos calles principales que cruzan la croa de Norte a Sur y de Este a Oeste.

Viladonga alberga conjuntos de viviendas con un patio interior, otros grupos de viviendas con dependencias para el ganado, almacenes y áreas de trabajo o artesanía. Llama la atención una gran vivienda de forma rectangular, la más grande de todo el poblado, que probablemente tuviera un uso social o como lugar de reunión.

Esta gran vivienda destaca sobre las demás y se cree que ha tenido un uso social o como lugar de reunión

Esta gran vivienda destaca sobre las demás y se cree que ha tenido un uso social o como lugar de reunión

El esplendor de Viladonga

La época de máximo esplendor del castro tuvo lugar entre los siglos III y V d.C, aunque su origen se remonta al s. II a.C, constituyendo uno de los mejores ejemplos de convivencia de la cultura castrexa en la Galicia romana. Un ejemplo de la influencia romana se da en varias viviendas de planta cuadrangular que destacan sobre las demás, la mayoría de planta circular.

Detalle de las viviendas de planta rectangular al fondo de la imagen

Detalle de las viviendas de planta rectangular al fondo de la imagen

La cueva de musgo luminoso

Si nos dirigimos hacia la entrada principal del poblado, a nuestra izquierda nos encontraremos una cueva con una peculiaridad que no se nos pasará desapercibida ya que en ella crece una especie protegida de musgo luminoso de color verdoso (Schitostega pennata).

Cabe la posibilidad de que esta cueva fuese realizada para obtener agua para el poblado, ya que aún no se ha descubierto ningún pozo en la acrópolis. Otra hipótesis es que se trata de la boca de una mina para obtener cuarzo aurífero.

Dicha cueva está unida a un interesante patrimonio inmaterial en forma de leyendas, como la que nos cuenta que es la entrada a un pasadizo que nos llevaría a la villa romana de Doncide, situada a unos kilómetros de distancia.

Cómo llegar a Viladonga

Para llegar al castro de Viladonga se puede acceder fácilmente desde el km 70 de la N-640 que comunica Galicia con Asturias, a 23 km de la ciudad de Lugo y en un cruce bien señalizado.

Leyenda o realidad, son muchas las sorpresas que nos quedan por descubrir en un poblado que nos regala algo nuevo en cada visita. ¿Te animas a venir?

 

Más información:

Manuel Grueira
[email protected]

Ingeniero y hostelero. Social Media y Diseño Web en Cook&It. Hootsuite certified professional y certificación de Google para el diseño de sitios web para móviles.

Simple Share Buttons