Gastronomía Archivos - Cook&It
Blog de turismo y hostelería
Gastronomía, Turismo, Lugo, León, Hostelería, Restaurantes
183
archive,category,category-gastronomia,category-183,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-13.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive

Abrir una botella de vino no tiene porque ser una tarea complicada si le ponemos un poco de paciencia y destreza, que serán mayores cuanto mayor sea la edad del vino que pretendemos degustar. El ritual de apertura de una botella de vino será mucho más sencillo si utilizamos el sacacorchos adecuado: un sacacorchos de dos impulsos o tiempos (llamado así porque dispone de dos palancas, una larga y otra corta, que permiten extraer el corcho en dos maniobras), que dispone de navaja cortacápsulas incorporada y con hélice recubierta de teflón (fácilmente reconocible por su color negro) para facilitar la introducción de la misma en el corcho. Este tipo de sacacorchos es el más utilizado y el más extendido entre los profesionales de la hostelería.

consejos-abrir-botella-vino

Consejos para abrir una botella de vino

  1. Cortar la cápsula de la botella con la ayuda de la navaja cortacápsulas por debajo del cuello de la botella o gollete, todo ello con la botella siempre vertical.
  2. Limpiar la parte superior del gollete con un paño limpio para eliminar los posibles restos de polvo o metal y evitar que lleguen al vino.
  3. Introducir el sacacorchos empujando levemente hacia el centro del corcho, a continuación giramos el sacacorchos poco a poco hasta que consigamos apoyar la palanca corta y extraer la primera mitad del corcho. Finalmente empleamos la palanca larga para extraer el corcho restante. Es muy importante en esta fase girar el sacacorchos y nunca la botella, además de no traspasar el corcho totalmente con la hélice,  evitando así que los restos del mismo pasen al vino.
  4. Limpiar de nuevo el cuello para eliminar posibles restos del tapón y evitar que lleguen al vino.
  5. Comprobar el estado del corcho y su olor para comprobar que el vino está en un estado correcto. El corcho no estará manchado en más de un 20% y su aroma será a corcho y/o a vino, nunca a humedad u otros aromas desagradables.

 

¿Cuáles son tus consejos para abrir una botella de vino correctamente?

Para degustar la Gastronomía Gallega nos acercamos a Ponferrada en una tarde de otoño con temperatura veraniega, el camión del Grupo Nove estaba situado en un aparcamiento al final de la avenida de la Libertad, blanco con las fotografías de cada uno de sus cocineros llamaba la atención a todo el que pasaba por la calle. Una vez dentro cuatro mesas para seis comensales perfectamente vestidas para el servicio nos esperaban, al fondo estaban los cocineros preparando el primer pase de la tarde.

Gastronomía Gallega 2

Camión Grupo Nove

Beatriz, Héctor y Lucía nos reciben con una sonrisa y mientras ellos van preparando el producto mantenemos una distendida charla. Nos explican que en 2003 un grupo de 9 cocineros gallegos deciden asociarse, de ahí el nombre “Nove“, para promocionar su tierra, su producto y la gastronomía gallega,  donde utilizan técnicas de vanguardia, reinterpretan platos tradicionales y desarrollan sus propias creaciones. En la actualidad ya son 25 chefs cuentan con 9 estrellas Michelín y 18 soles Repsol.

Si algo les caracteriza es el buen rollo existente dentro del grupo. Comparten algo que les une por encima de todo, la pasión por su profesión por la cocina por el producto y sobre todo pasión por su tierra. Gastronomía gallega con un sello de creatividad personal, buscando emocionar al cliente y resaltando la materia prima en cada bocado.

gastronomia-galicia-5

Preparando el servicio los cociñeiros

En esta ocasión son tres los cocineros que se acercan hasta Ponferrada para deleitarnos con sus platos la primera en comenzar es Lucía Freitas del restaurante A Tafona en Santiago de Compostela

Ensalada de navajas decorada con una emulsión verde de alga codium, concentrado de espinacas y fécula de patata, y una emulsión de ahumados: sardina, atún, hígado de bacalao como en una crema inglesa que le da el toque graso para envolver el sabor de la navaja además remata con una flor de salvia piña y unos kiwiños mini que le dan el toque dulce y ácido al plato. Lucía cultiva muchas de las verduras que utiliza en su huerta, algunas de ellas en versión mini, recogidas en su punto óptimo aportan al plato todas sus propiedades y cualidades.

Gastronomía-Gallega 9

Ensalada de Navajas por Lucía Freitas

En segundo lugar Beatriz Sotelo del restaurante A Estación en Cambre, que cuenta con una estrella michelín nos presenta un Atún del Atlántico con una crema de apionabo, una raíz que da el sabor del apio pero es más aromática y cremosa. El atún va sellado, metido en una mezcla de miel y kimchi, y pasado por semillas de sésamo y amapola.Acompañando unos níscalos y boletus salteadas con ajo y jugo de carne, para decorar el plato un tirabeque para dar frescor y crocante.

Gastronomía-gallega 10

Atún del Atlántico por Beatriz Sotelo

El tercer plato es de Héctor López del restaurante España en Lugo que nos prepara una Carne de Buey, criado en una finca familiar de manera natural lo que da una carne de gran calidad. En este caso vamos a degustar una costilla que ha estado 12-14 horas con el calor residual de un horno de brasa, después se deshuesa y se prensa. En el último momento se laca la carne con jugo del propio buey. Va acompañada con fabas de Lourenzá cocidas con verduras y boletus que dan cremosidad, y una chantarela añadida en último minuto. El toque fresco lo aporta una manzana troceada macerada en Calvados.

Gastronomía-gallega 11

Carne de Buey por Héctor López

Estos tres platos, deliciosos, regados con vinos blanco y tinto de las Bodegas Martín Codax, nos han hecho deleitarnos, han despertado nuestras ganas de ir a Galicia, enamorarnos de sus paisajes, sus productos y disfrutar de su Gastronomía Gallega. El equipo de profesionales del Grupo Nove ha encontrado en lo que les une, la manera de disfrutar de su pasión, de promocionar su tierra y gracias al apoyo de productores gallegos y Turismo Galicia, ensalzar la segunda razón por la que los viajeros escogen esta tierra como destino, el Turismo Gastronómico.

Un placer para los sentidos haber compartido estos momentos con vosotros #GastrotourNove un gran proyecto con grandes profesionales para dar valor a la gastronomía gallega.

gastronomia-galicia-3 gastronomia-galicia-7 gastronomia-galicia-2 gastronomia-galicia-12 gastronomia-galicia-11 gastronomia-galicia-9

El otro día cuando fui al mercado a comprar, me fijé en unos calabacines redondos que llamaron mi atención. La verdad que tras las fiestas navideñas necesitaba volver a una dieta más equilibrada y las hortalizas al horno me encantan, así que decidí comprarlos y hacer una receta sana y deliciosa para compartirla con vosotros.

Ingredientes

  • 2 calabacines luna
  • 1 Cebolla o puerro blanco
  • 1 vaso de caldo de verdura
  • 1 cucharada de aceite
  • 1 lata de atún al natural
  • 1 cucharada de harina de maíz
  • Queso rallado
  • Pimienta
  • Nuez Moscada
  • Sal

 

Elaboración de los calabacines rellenos

Primero lavamos los calabacines enteros y les quitamos la parte superior, partimos a la mitad y con una cuchara o un vaciador de verdura vamos sacando toda la pulpa o carne del calabacín. Las medias lunas vacías las colocamos en una bandeja con unas gotitas de aceite en el fondo, y las ponemos en el horno a 180º, unos 15 minutos.

receta, receta calabacines, receta calabacín

Limpiamos el puerro (puedes usar cebolla si prefieres) y troceamos finito la parte blanca. Yo utilizo la parte verde del puerro, una cebolla, dos zanahorias, un trocito de nabo, perejil y unos dientes de ajo para hacer un caldo de verdura que utilizaré para la salsa.

Troceamos la carne del calabacín y junto con el puerro picado lo ponemos en una cacerola con una cucharadita de aceite de oliva virgen extra y rehogamos a fuego lento y en su jugo, al principio tapada removiendo de vez en cuando hasta que el calabacín suelte su jugo, que destaparemos. Disolvemos en medio vaso de caldo frío una cucharada de harina de maíz, el otro medio vaso lo echamos sobre las verduras rehogadas y añadimos la mezcla hasta que espese.

La lata de conserva de atún la escurrimos el líquido y desmigamos, añadiendo el pescado a la cazuela con todos los ingredientes y salpimentamos para finalizar el relleno. Podemos también utilizar gambas o berberechos, aportando un sabor más marinero. Apagamos el fuego y procedemos a rellenar las medias lunas de calabacín que habíamos colocado en el horno, cubrimos con un queso rallado a gusto y gratinamos unos 10 minutos hasta que alcance un color dorado.

Buen provecho, espero que os haya gustado la receta ¿A vosotros con que os gusta rellenar los calabacines?

Quizás pienses que sólo es en verano cuando debemos de adoptar precauciones en la cocina para evitar intoxicaciones alimentarias. Y si, es cierto que en verano este riesgo aumenta debido a las altas temperaturas, pero en la época navideña tampoco debemos descuidar las normas de higiene básicas a la hora de cocinar, debido entre otros motivos, al incremento del consumo de carne picada, pescados y mariscos, que son productos perecederos muy delicados y muy presentes en las comidas de Navidad. Para más inri, estos días tomamos más salsas preparadas con huevo crudo o leche, que no siempre conservamos de la forma más adecuada porque las neveras están a tope o porque, por la gran cantidad de comida a preparar en muchas ocasiones,  se cocina con antelación.

 

Tabla de cortar

 

Otro de los malos hábitos que llevamos a cabo en estas fiestas, producto de las prisas, es el deficiente lavado de manos o el uso de las mismas tablas de corte para alimentos crudos y cocinados que pueden dar lugar a la contaminación de los alimentos.

A todo lo anterior, debemos de añadir que nuestros generosos invitados nos traerán comida que no cabrá en nuestras ya repletas neveras y tendrá que quedar en la cocina a temperatura ambiente, con el riesgo que ello supone. Esto ocurre porque nuestras cocinas están en estado de overbooking en estos días, ya que no están diseñadas para la cantidad de comensales de estas fechas.

Para evitar que estos errores de manipulación te puedan estropear las comidas de Navidad, sólo tienes que poner en práctica unos sencillos consejos de seguridad alimentaria.

Consejos para unas comidas de Navidad seguras

  1. Separa

    No utilices los mismos utensilios y tablas de corte para manipular alimentos crudos y cocinados o conseguirás que los alimentos ya preparados se acaben contaminando. Lávalos siempre cuando vayas a utilizarlos con otros alimentos o bien usa utensilios distintos para alimentos crudos y cocinados.

  2. Limpieza, mucha limpieza

    Haz uso de utensilios, trapos y delantales siempre limpios, lo mismo que todas las superficies de la cocina. Cualquier persona que ofrezca su ayuda se lavará las manos adecuadamente antes de manipular los alimentos. Las personas enfermas, mejor que no ayuden para evitar así el riesgo de contaminaciones.

  3. Cocina correctamente

    Cocina adecuadamente los alimentos para asegurar la eliminación de cualquier microorganismo patógeno presente en el mismo. Aquellos alimentos que se elaboren a base de huevo crudo, se guardarán en la nevera inmediatamente después de ser preparados.

  4. Ojo con lo que sobra

    Los restos se refrigerarán o congelarán de forma inmediata. Si nos los llevamos a casa después de la comida, los guardaremos de nuevo en la nevera o congelador para evitar que se rompa la cadena de frío.

  5. Enfriar

    Enfriar los alimentos antes de ser congelados o refrigerados, sumergiéndolos bajo el chorro del grifo o utilizando agua con hielo. No dejaremos los restos o la comida más de 2 horas a temperatura ambiente.

  6. Controlar la temperatura

    Los alimentos cocinados para nuestras comidas de Navidad se mantendrán calientes y los alimentos para consumir en frío se guardarán en la nevera. Usaremos el horno para mantener los alimentos calientes hasta su consumo y vigilaremos que la nevera no esté muy sobrecargada para garantizar su buen funcionamiento.

 

No lo olvides…

Consejos comidas de Navidad seguras

 

¿Cuáles son tus consejos para no tener disgustos con la comida de Navidad? ¡Cuéntanos!

 

Reconocidos chefs como Pepe Solla (de Casa Solla) y Juanjo López Bedmar (de El porrón canalla) se han dado cuenta del gran potencial que albergan las conservas y las han convertido en un pilar de su buen hacer gastronómico, protagonizando eventos de primer nivel como Madrid Fusión o Masterchef. Gracias a ello, las conservas están dejando de ser vistas como subproductos o productos de segunda categoría ya que, muy al contrario de lo que muchos piensan, una lata contiene en su interior un producto de gran calidad (sardinas, atún, pulpo, mejillones, navajas, almejas…), que podemos guardar en nuestras despensas durante mucho tiempo y que no tienen fecha de caducidad, sino de consumo preferente.

Las conservas y sus posibilidades en la gastronomía

Las posibilidades gastronómicas de estas conservas son infinitas gracias a que son capaces de mantener las propiedades de los alimentos durante un largo periodo de tiempo y que no necesitan aditivos, conservando intacto el sabor original y las propiedades nutritivas del producto. Por otro lado, los caldos, salsas y escabeches con las que están elaboradas, pueden ser utilizados para dar sabor y aliñar otros platos. 

Los templos de las conservas

En la actualidad, ciudades como Madrid albergan espacios gourmet donde las conservas son el producto estrella. Uno de estos rincones es La conservera, lugar donde Pepe Solla puede dar rienda suelta a su pasión por los pescados y mariscos que, dicho sea de paso, protagonizan un recetario elaborado exclusivamente a base de conservas.

Otro de los lugares donde la conserva se viste de gala en la capital es El porrón canalla, antiguo local de alterne de la calle Ballesta que Juanjo López Bedmar ha transformado en taberna-bocatería. En este espacio contiguo a La tasquita de enfrente, que también regenta el propio Juanjo, bocadillos y conservas se fusionan para dar como resultado un bocatalata, elaborado con conservas de excelente calidad y panes artesanos de distintos tipos para cada bocadillo. 

Entre las propuestas que nos podemos encontrar están el bocadillo de ventresca con pimiento rojo, el de sardinillas marinadas en su propio aceite con cebolla crujiente o el de mejillones en emulsión de su aceite con patatas fritas.

Para ayudar a la digestión de estas delicias no puede faltar un porrón de cerveza, vino o sangría, que además le darán el toque castizo a esta combinación.

Gracias al trabajo de estos dos chefs, estamos asistiendo a la reinvención de las conservas, dejando atrás aquello de abrir una lata para salir del paso, pudiendo elegir entra una gran variedad de sabrosas y sorprendentes recetas, tantas como latas nos podamos imaginar.

 

¿Nos cuentas cuál es tu receta con conservas favorita?

 

En las frías tardes del otoño-invierno cuando el hogar invita a permanecer al calor de la lumbre, no hay nada mejor como compartir el tiempo en familia metiendo las manos en harina para hacer unas deliciosas magdalenas.

Divertidos moldes de silicona, o los moldes de papel de siempre, dibujarán las sonrisas de todos tras sacar del horno las magdalenas y degustarlas con una rica taza de chocolate o un buen café. Os invitamos a disfrutar con esta sencilla receta y siempre podéis darle vuestro toque de sabor.

Ingredientes

  • 3 huevos
  • 175 gr azúcar
  • 125 ml leche ó nata
  • 125 ml aceite
  • 1 cucharadita de aroma (azahar, limón o vainilla)
  • 250 gr harina
  • 1 sobre levadura
  • 1 pizca de sal

Elaboración de las magdalenas

Primero mezclamos los huevos y el azúcar, metiendo todo el aire posible para que queden más esponjosas.

Después vamos añadiendo la leche (en algunas ocasiones utilizo nata o leche evaporada para que queden más suaves) y el aceite, este puede ser de oliva si nos gustan los sabores más intensos, de girasol o incluso podemos poner mantequilla en pomada. Y le añadimos una cucharadita de café de nuestro aroma favorito.

Por último, y tras mezclar bien la harina, levadura y una pizca de sal, tamizamos y se la vamos añadiendo poco a poco a la mezcla anterior.

En este punto rellenamos los moldes, recordando que no hay que llenar hasta arriba, debemos dejar espacio para que suban. Y las introducimos al horno precalentado a 180º unos 12-15 minutos.

Importante no abrir el horno durante la cocción, cuando veamos que empiezan a tomar color dorado las sacamos, desmoldando sobre una rejilla, las magdalenas que no estén en moldes de papel.

Podemos espolvorear con azúcar y canela antes o después de hornear. Y uno de mis trucos favoritos es poner arándanos y fresas secas maceradas en vino dulce en la masa de las magdalenas antes de hornear.

 

Y a vosotros ¿cómo os gustan las magdalenas? Si queréis compartir con nosotros vuestros trucos no dudéis en dejarnos un comentario.

 

Compártelo en las redes sociales

 

Umami en japones significa sabroso, delicioso, la esencia del gusto. Es conocido como el quinto sabor, el menos conocido en occidente dado que no estamos entrenados para distinguirlo. Y Umami es el nombre del nuevo restaurante en el Bierzo, situado en Cuatro Vientos, cerca de Ponferrada, la apuesta de Sofía Figueira y Noel Gallego por hacer realidad su sueño, tras años de experiencia en otros restaurantes. Un sueño que nos ha hecho vivir una experiencia inolvidable y nos ha despertado un autentica explosión de sabores, la esencia del gusto.

El ambiente del local es acogedor, mesas de madera algunas con 150 años restauradas en tonos oscuros que resaltan con las paredes en tonos claros, decoración sencilla, una apuesta por mezclar la tradición con la innovación al igual que en la carta. Todos los detalles están cargados de simbolismo, con una historia que amablemente Noel y Sofía nos cuentan, todo un lujo poder compartir sobremesa con este cocinero en alza y su cómplice en este maravilloso proyecto.

Decidimos probar un menú jornadas gastronómicas del Bierzo y dos menús ejecutivos. Comenzamos con unos aperitivos: Carpacio de cocido berciano (botillo, androlla y pancetina) y nigiri de la huerta con una Sopita de boletus con aroma de jenjibre y crujiente de ibérico qué inundo nuestra boca de sabor a bosque y nos inspiró recuerdos de infancia, de pueblo.

umami, restaurante, ponferrada, bierzo, león

Seguimos con un entrante de Milhojas de pera conferencia y caramelo de foie, con emulsión de vinagre de arroz, zumo de arbequina, mosto de mencía y soja, una explosión de sabores boca, sorprendente que nos encantó. Y con los dos primeros platos Noodles salteados con gambones y cantarelus, deliciosos, y unas Alcachofas salteadas con panceta, hechas a baja temperatura con unos crujientes de boniato, juego de texturas y sensaciones que no hizo más que elevar nuestro agrado y satisfacción.

Para regar los platos el camarero Roberto, cuya profesionalidad quedó de manifiesto durante todo el servicio, nos sugirió un vino tinto D.O. Bierzo, una elección que acompañaba perfectamente los platos. Seguimos con el plato de pescado de las jornadas gastronómicas: Medallones de rape con salsa de azafrán, esféricos de salmón y pimientos con ensalada del Cantábrico, que nos gustó mucho.

Para regar los platos el camarero Roberto, cuya profesionalidad quedó de manifiesto durante todo el servicio, nos sugirió un vino tinto D.O. Bierzo, una elección que acompañaba perfectamente los platos. Seguimos con el plato de pescado de las jornadas gastronómicas: Medallones de rape con salsa de azafrán, esféricos de salmón y pimientos con ensalada del Cantábrico, que nos gustó mucho.

Continuamos con los segundos: Tataki de atún y Escalopines de magret de pato con salsa dulce, grandes ejecuciones en dos grandes productos, presentados en una vajilla de cerámica imitando madera que nos sorprendió y gustó tanto como el sabor de los platos. El chef se acercó a presentarnos el plato de carne de las jornadas gastronómicas: un Costillar de ternera confitada, cremoso de pimientos asados del Bierzo y puré de reineta y boniato, con musaca de verduras especiadas, una ejecución perfecta la carne en su punto crujiente por fuera tierna y jugosa por dentro, y pese a estar llenos, no pudimos resistirnos a tan suculento plato y sus guarniciones estaban a la misma altura de sabor y exquisitez.

Para finalizar, el nuevo restaurante en el Bierzo nos ofreció un surtido de postres que enamoraban solamente con verlos, donde las texturas jugaban con los sentidos en boca y los sabores, temperaturas se fundían deleitándonos a cada bocado. Brownie de chocolate negro y castañas caramelizadas, tierra de pistachos y Helado de frambuesas, Pastel de castañas, Tatín de manzana y Gelatina de cítricos.

umami, restaurante, bierzo, ponferrada, león

Una apuesta por el producto de calidad, con unas técnicas de cocina de vanguardia y mezclando la tradición con otras culturas, un lugar donde, como reza su web al inicio, “comer, sentir y amar”. Este nuevo restaurante en el Bierzo ha superado nuestras expectativas para mejor, sorprendiéndonos, deleitándonos y un auténtico placer culinario.

Deseábamos compartir nuestra experiencia en este restaurante, una apuesta arriesgada por algo diferente, con una ubicación fuera de la ciudad de Ponferrada en un sitio apartado que no impide que la gente acuda a conocer la alta cocina que realizan. Una relación calidad-precio muy buena pagamos 81€ por todo y no nos pareció nada caro, por las raciones abundantes y la exquisitez de los platos.

Un placer descubrir emprendedores con talento, ilusión y que desprendan tan buen rollo. ¡¡Nos vemos pronto!!!

El otoño con sus lluvias, sus veranillos y sus colores nos invita a disfrutar aún mas de la naturaleza, pasear por los bosques, hacer rutas de senderismo y sobre todo es época de setas. Es ilusionante y motivador el hecho de buscar boletus, níscalos o senderuelas, pero hay que tener mucho cuidado, si no somos expertos seamos responsables y ante la duda, no las comas, consulta primero a un experto, recuerda que hay cosas que se hacen solo una vez en la vida.

Después de haber asistido a la Tuitquedada micológica donde aprendimos más sobre las setas, sus usos en la cocina y probamos deliciosas recetas, nos quedamos con ganas de recolectar más ejemplares. Así que el fin de semana cogimos nuestra cesta artesanal de mimbre, y nos fuimos a disfrutar con la familia y unos amigos de los maravillosos bosques de la Maragatería. Este año el monte estaba plagado de hongos, las temperaturas y la humedad eran idóneas lo que nos facilitó recoger Champiñones, Senderuelas y Macrolepiotas el primer día, unas Trompetillas con un Boletus Edulis por la mañana en el robledal, y durante la tarde en el pinar muchísimos Níscalos.

Por esa razón y tras realizar varios platos, diversas preparaciones para conservar las piezas, hemos decidido compartir esta receta con vosotros, esperamos que os guste tanto como a nosotros y los amigos con los que compartimos una deliciosa velada.

Ingredientes

  • 300 gr Boletus Edulis
  • 1 cebolla mediana
  • 200 gr harina
  • 500 ml leche
  • 1 nuez de mantequilla
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Nuez moscada
  • Sal

Elaboración de las croquetas de Boletus

Pelar y picar muy fina la cebolla y poner a rehogar con aceite de oliva virgen extra a fuego medio-bajo, para que ablande pero no coja color. Mientras limpiar bien el boletus, quitamos las partes de la carne que estén estropeadas, nosotros quitamos la parte bajo el sombrero que sale muy bien con la mano. Al sombrero le pasamos un paño húmedo y pelamos el pie del tronco con un cuchillo y luego cepillamos el resto.

Una vez limpio se trocea, y añadimos una nuez de mantequilla a la sarten una vez blanqueada la cebolla, y el boletus. Rehogar durante unos cinco minutos y añadir la harina, tostamos ligeramente, añadimos un poquito de nuez moscada, separamos del fuego y añadimos la leche removiendo bien para fusionar la crema y que no salgan grumos.

A nosotros nos gustan las croquetas con tropezones pero si no te gusta así siempre se puede triturar en este punto. Volver a poner al fuego y sin dejar de remover ir añadiendo leche poco a poco, pero teniendo en cuenta que debe quedar consistente para poder dar forma a las croquetas. Añadir la sal en este punto de la elaboración y cuando empiece a hervir y se separe la masa de las paredes retirar, y colocar en una bandeja a enfriar.

Ahora toca dar forma y tamaño a las croquetas, pasarlas por harina, huevo y pan rallado y freír en una sartén con aceite de oliva virgen extra. Además nosotros utilizamos las trompetillas, una vez limpias las rebozamos y las freímos, el resultado crujiente y sabrosísimo.

receta croquetas boletus

Sólo nos queda recomendaros un maridaje nosotros descorchamos un Demencia 2009 un vino tinto de autor D.O. Bierzo de las bodegas de nuestro amigo Nacho León, que conocimos en una cata en La Vianda, León, y sorprendió nuestros sentidos .Esta bodega hace una apuesta arriesgada, volviendo a los orígenes, pero de gran valor, de la que os hablaremos próximamente.

Disfrutad de esta deliciosa receta y no olvidéis estos consejos para evitar intoxicaciones por setas, toda precaución es poca.

¿Lo compartes en las redes?

No es la primera vez que se habla de cerveza en este blog, ya que ha sido protagonista de interesantes maridajes, primero le ha tocado la vez a los postres y luego a los quesos. Cabe destacar que ninguno de los dos nos ha defraudado, pero me parecía interesante contar como se elabora esta bebida alcohólica, no destilada, de sabor amargo y obtenida a partir de granos de cereales germinados (principalmente cebada) cuyo almidón se fermenta en agua con levaduras (Saccharomyces cerevisiae, la misma que se emplea en la elaboración del pan) para luego ser aromatizada con lúpulo.

Las evidencias más antiguas de la producción de cerveza se hallaron en lo que actualmente es Irán y datan de aproximadamente el 3500 a. C.

Los 4 ingredientes de la cerveza

 

agua

AGUA

Para la elaboración de cerveza, es muy importante que el agua utilizada será pura, potable y estéril Las características químicas del agua influyen directamente en las propiedades organolépticas del producto final.

MALTA

La malta se consigue a través de la germinación  y tostado de granos de cebada. La malta resultante tendrá un alto poder enzimático, lo que garantiza la ausencia de impurezas que puedan alterar el sabor, color o aroma de la cerveza.

LÚPULO

El lúpulo se emplea para la aromatización de la cerveza y es el encargado de aportarle el característico sabor amargo. Además tiene efecto estabilizante sobre la espuma y goza de propiedades antisépticas.

LEVADURAS

Las levaduras son las encargadas de llevar a cabo la  fermentación de mosto cervecero, transformando los azúcares del mosto en alcohol y gas carbónico. Son responsables de los cambios en las propiedades organolépticas.

 

El proceso de elaboración de la cerveza

El proceso de elaboración de la cerveza consta de cuatro etapas principales:

  • Malteado de la cebada: Esta etapa tiene la finalidad de transformar los duros granos de cebada en malta de cebada, más fácil de triturar. El malteado consta de 3 fases:

 

  1. Germinación: En esta fase la semilla se desarrolla dentro del grano.
  2. Tostado: Aquí se lleva a cabo el secado y tostado de los granos germinados, lo que da lugar a la formación de distintas sustancias que tendrán una influencia muy importante sobre las propiedades organolépticas de la cerveza (sabor, olor y aroma)
  3. Desgerminación: El grano se convierte en malta propiamente dicha.

 

  • Obtención del mosto: Esta etapa tiene por finalidad preparar el mosto para ser fermentado. En su primera fase tienen lugar los procesos de molturación, la mezcla del agua con la harina obtenida de la malta y la maceración. A continuación se filtra el mosto para eliminar las partes sólidas y se lleva a hervir con el lúpulo. Finalmente tiene lugar una clarificación y el enfriado, con lo que el mosto ya está listo para su fermentación.
  • Fermentación: Esta etapa los azúcares del mosto se transforman en alcohol y gas carbónico, lo que influye de forma muy importante en las características de la cerveza final. Esta fermentación suele durar unos 7 días.
  • Maduración, clarificación y envasado: Terminada la fermentación, se lleva a cabo la maduración o segunda fermentación, en la cual se retira la levadura a través de un filtrado, luego se enfría hasta 0ºC. A partir de aquí, la cerveza ya puede ser envasada y etiquetada. Después de esto ya estará lista para su consumo.

 

 

 

Si hay un aroma que me llena de buenos recuerdos es el olor de una buena carne guisada, me trae recuerdos de mi adolescencia cuando mis amigas Sara y Nuria me invitaban a comer algún sábado y su madre,  Mª Paz nos hacía aquel guiso con patatas, que tanto nos gustaban a todos. No tengo la receta exacta de Mª Paz, pero si voy a compartir con vosotros una receta que hago yo en casa, con un toque nuevo con ajo negro, que descubrí hace un año viéndoselo utilizar al cocinero Peña en INTUR2014 y hace poco en el programa de los Hermanos Torres, y la verdad que me ha encantado el resultado en el plato.

Ingredientes de la carne guisada

  • 1 kg de carne de ternera para guisar
  • 2 cebollas medianas
  • 2 zanahorias
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 1 puerro
  • 3 dientes de ajo negro
  • 1 hoja de laurel
  • 4 pimientas en molinillo para moler al momento
  • 1 vaso de vino tinto
  • Caldo casero
  • Sal

 

Elaboración de la carne guisada

Pelar, limpiar y trocear las cebollas, zanahorias y los pimientos y ponerlos en un cazo con aceite de oliva virgen extra a fuego medio a rehogar. Mientras lavar bien el puerro y trocearlo, cuando el rehogado lleve unos cinco minutos añadir el puerro y los ajos negros y continuar a fuego medio, hasta que esté pochado.

En este punto yo saco las verduras de la olla a un vaso de batidora, y pongo un poco de caldo casero para pasarlo y dejar una salsa donde no se encuentren las verduras, para los niños es muy interesante ya que así no protestan y se lo comen todo.

Mientras en la cacerola, si es necesario añado un poquito más de AOVE y añadimos la carne subiendo el fuego, para sellar la carne salpimentada, una vez dorada le añadimos el vino tinto, dejamos evaporar 2-3 minutos y añadimos la salsa y si es necesario un poco más de caldo para cubrir la carne, y dejarla cocer durante 45 minutos.

Una vez hecha la carne, podemos añadir unas patatas cascadas y cocinarlas hasta que estén tiernas, para mí así es como más me gusta, pero si lo preferís servir la carne con unas patatas fritas. Si cortamos la carne en dados más pequeños también es una gran opción para acompañar unos penne rigate.

receta carne guisada, guisos, tradiciones, receta

¿Te ha gustado esta receta? ¿tienes un truco para hacer la carne guisada? Si te apetece cuéntanoslo aquí o en las redes sociales, nos encanta que participes y nos des tu opinión.

 

Simple Share Buttons