La cerveza y su elaboración - Cook&It
El el proceso de elaboración de la cerveza intervienen 4 ingredientes principales, pero hay tantas posibilidades como amantes de esta bebida hay en el mundo.
Cerveza, maridaje, Gastronomía, elaboración de la cerveza
17262
post-template-default,single,single-post,postid-17262,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive

La cerveza y su elaboración

No es la primera vez que se habla de cerveza en este blog, ya que ha sido protagonista de interesantes maridajes, primero le ha tocado la vez a los postres y luego a los quesos. Cabe destacar que ninguno de los dos nos ha defraudado, pero me parecía interesante contar como se elabora esta bebida alcohólica, no destilada, de sabor amargo y obtenida a partir de granos de cereales germinados (principalmente cebada) cuyo almidón se fermenta en agua con levaduras (Saccharomyces cerevisiae, la misma que se emplea en la elaboración del pan) para luego ser aromatizada con lúpulo.

Las evidencias más antiguas de la producción de cerveza se hallaron en lo que actualmente es Irán y datan de aproximadamente el 3500 a. C.

Los 4 ingredientes de la cerveza

 

agua

AGUA

Para la elaboración de cerveza, es muy importante que el agua utilizada será pura, potable y estéril Las características químicas del agua influyen directamente en las propiedades organolépticas del producto final.

MALTA

La malta se consigue a través de la germinación  y tostado de granos de cebada. La malta resultante tendrá un alto poder enzimático, lo que garantiza la ausencia de impurezas que puedan alterar el sabor, color o aroma de la cerveza.

LÚPULO

El lúpulo se emplea para la aromatización de la cerveza y es el encargado de aportarle el característico sabor amargo. Además tiene efecto estabilizante sobre la espuma y goza de propiedades antisépticas.

LEVADURAS

Las levaduras son las encargadas de llevar a cabo la  fermentación de mosto cervecero, transformando los azúcares del mosto en alcohol y gas carbónico. Son responsables de los cambios en las propiedades organolépticas.

 

El proceso de elaboración de la cerveza

El proceso de elaboración de la cerveza consta de cuatro etapas principales:

  • Malteado de la cebada: Esta etapa tiene la finalidad de transformar los duros granos de cebada en malta de cebada, más fácil de triturar. El malteado consta de 3 fases:

 

  1. Germinación: En esta fase la semilla se desarrolla dentro del grano.
  2. Tostado: Aquí se lleva a cabo el secado y tostado de los granos germinados, lo que da lugar a la formación de distintas sustancias que tendrán una influencia muy importante sobre las propiedades organolépticas de la cerveza (sabor, olor y aroma)
  3. Desgerminación: El grano se convierte en malta propiamente dicha.

 

  • Obtención del mosto: Esta etapa tiene por finalidad preparar el mosto para ser fermentado. En su primera fase tienen lugar los procesos de molturación, la mezcla del agua con la harina obtenida de la malta y la maceración. A continuación se filtra el mosto para eliminar las partes sólidas y se lleva a hervir con el lúpulo. Finalmente tiene lugar una clarificación y el enfriado, con lo que el mosto ya está listo para su fermentación.
  • Fermentación: Esta etapa los azúcares del mosto se transforman en alcohol y gas carbónico, lo que influye de forma muy importante en las características de la cerveza final. Esta fermentación suele durar unos 7 días.
  • Maduración, clarificación y envasado: Terminada la fermentación, se lleva a cabo la maduración o segunda fermentación, en la cual se retira la levadura a través de un filtrado, luego se enfría hasta 0ºC. A partir de aquí, la cerveza ya puede ser envasada y etiquetada. Después de esto ya estará lista para su consumo.

 

 

 

Manuel Grueira
[email protected]

Ingeniero y Máster en Seguridad Alimentaria. Social Media y Diseño Web en Cook&It.